Síguenos en:

ENTREVISTA A TERESA PÉREZ, GERENTE DE LA INTERPROFESIONAL DEL ACEITE DE OLIVA ESPAÑOL

 “Los aceites de oliva están de moda. Y lo mejor de todo, es que hay un mercado inmenso por descubrir”

• La Interprofesional del Aceite de Oliva Español es una organización sin ánimo de lucro constituida por las entidades que representan a los diferentes agentes del sector del aceite de oliva, como olivareros, cooperativas, industriales, envasadores y exportadores, pero ¿cuáles son sus principales objetivos y líneas de actuación?

Nosotros definimos a la Interprofesional como una herramienta de mejora al servicio del sector, que nació a principios de este siglo con un objetivo muy concreto: vender más y mejor los aceites de oliva de España. Para lograrlo, la Organización despliega una intensa actividad en tres áreas de trabajo bien diferenciadas. La primera labor, a la que destinamos más del 80% de los recursos (que aporta el propio sector), es la promoción en todo el mundo del producto y sus bondades. Al mismo tiempo tenemos que estar muy atentos a cómo evolucionan los mercados mundiales. Tenga en cuenta que vendemos nuestro alimento en más de 170 países. Por esa razón estamos constantemente monitorizando los comportamientos de esos mercados. Finalmente, la Interprofesional tiene un ambicioso programa de impulso de la I+D+i en las áreas de agronomía, de mejora del producto y de salud. Sólo la innovación nos permitirá consolidar nuestro liderazgo mundial. En estos momentos, somos una de las entidades que mayor porcentaje de presupuesto dedica a este campo en nuestro país, y seguramente en Europa, a lo que se dedica más del 11% del mismo.

• Actualmente, ¿en qué situación se encuentra el sector oleícola español tanto dentro como fuera de nuestras fronteras?

El sector del aceite de oliva vive un momento dulce. La demanda de este producto no deja de crecer año a año en un mundo en el que los consumidores quieren comer mejor y más sano. Y España es el único productor que está en disposición de abastecer esos mercados por calidad y cantidad. Producimos en torno al 50% del aceite de oliva mundial. Además, tenemos la capacidad industrial y comercial para colocar esos aceites en esos 170 países a los que me refería antes. Hace años que las exportaciones son el principal destino de nuestros aceites, a los que destinamos más de dos tercios de las ventas (llegando al 70% en 2014, año en el que alcanzó el récord histórico de exportaciones de aceites de oliva de España).

A eso tenemos que unir que el mercado español, gracias en parte a nuestras campañas de promoción, conoce mejor el producto y valora más su calidad. Los aceites de oliva, están de moda. Y lo mejor de todo, es que hay un mercado inmenso por descubrir. Para que se haga una idea, los aceites de oliva tan sólo suponen, según cifras USDA de 2016, un 1,53% del consumo mundial de grasas vegetales con algo más de tres millones de toneladas. Estamos convencidos de que la demanda mundial no va a dejar de crecer en los próximos años.

• Respecto a las exportaciones, ¿cuáles son los principales destinos del aceite de oliva español y qué percepción tienen de nuestro “oro líquido” en el extranjero?

Esa evolución a la que me refería, se aprecia a la perfección cuando repasamos la clasificación de nuestros principales clientes. Hace unas décadas, el destino fundamental de nuestras ventas era otros países del Mediterráneo, como Italia, Portugal o Francia. Ahora, Estados Unidos es ya nuestro segundo cliente. En el año 2016 vendimos unas 130.000 toneladas en ese país. Reino Unido ocupa la quinta posición. Pero lo verdaderamente sorprendente es que Japón y China se sitúan en el puesto sexto y séptimo, con más de 30.000 toneladas cada uno. Hace poco más de una década China importaba apenas unos cientos de toneladas. En ese mismo año Australia compró más de 20.000 toneladas. Así hasta superar las 860.000 toneladas vendidas en todo el mundo. A la vista de las cifras, es evidente que nuestro producto tiene éxito en los mercados mundiales. No obstante, la apreciación difiere según los mercados. Un chino no tiene ninguna duda: España es el referente, el líder mundial por calidad y cantidad de aceites. Y es lógico, ya que nosotros hemos sido pioneros en ese mercado. Más complicado lo tenemos en otros más maduros como Estados Unidos, en donde nuestros competidores llegaron mucho antes y aunque lideramos las ventas, al cliente le cuesta asociar el producto con nuestro país. Ahí queda mucho trabajo por hacer.

• ¿Cuáles son las principales trabas con las que se encuentra el sector en el exterior?

En algunos países como Estados Unidos y Australia tenemos que luchar con campañas de comunicación orquestadas por los productores locales, que tratan de desprestigiar a los aceites de oliva de importación. A pesar de que son nuevos productores, muy pequeños, se muestran muy activos, incluso a nivel político. Campañas que nosotros contrarrestamos con promociones en positivo e información para los consumidores, en las que destacamos, entre otros aspectos, nuestro liderazgo mundial en calidad, como atestiguan los premios que cada año consiguen nuestros aceites en los más importantes concursos internacionales.

• Desde su creación en 2009, la Interprofesional del Aceite de Oliva Español ha desplegado una actividad frenética para promocionar los Aceites de Oliva de España por todo el mundo ¿Qué resultados destacarían en estos años?

Realmente nacimos en el año 2003, con el reconocimiento del Ministerio, aunque bien es cierto es que iniciamos nuestra actividad en 2009. En estos años de trabajo hemos desplegado una actividad frenética. Hemos realizado campañas de promoción en una veintena de países de cuatro continentes: Estados Unidos, México, China, Australia, India, Indonesia, Japón, Francia, Bélgica, Holanda, Reino Unido, Alemania, República Checa, Irlanda, Rusia, Ucrania, Brasil, Singapur….Y por supuesto España. En este tiempo hemos puesto en marcha tres programas de promoción cofinanciados por la Unión Europea y el Gobierno de España. En el primero, que se desarrolló entre 2009 y 2012, llegamos con nuestros mensajes a 75 millones de europeos. La campaña puesta en marcha en el mercado español entre 2013 y 2016 superó los 500 millones de impactos. Cifras que palidecen ante los casi 1.000 millones de impactos logrados en India e Indonesia en esos mismos tres años.

• ¿Cuáles son los pilares estratégicos de la campaña de promoción para este 2017?

A principios de año lanzamos en España una ambiciosa campaña de información destinada a concienciar a ciudadanos y profesionales de la importancia del cumplimiento de la normativa sobre la presentación de los aceites de oliva en hostelería Bajo el eslogan “¿Peeerdona?”. Hay que recordar que desde el año 2014, todos esos establecimientos tienen la obligación de presentar los aceites de oliva a sus clientes en las salas, debidamente etiquetados y en envases dotados de un tapón anti rellenado o en formato monodosis, de tal forma que se garantice que el producto, efectivamente, corresponda con el que aparece recogido en la etiqueta del envase. Y lo cierto es que hemos constatado que un porcentaje alto de consumidores no conocen la norma. Nos hemos propuesto despejar todas las dudas de consumidores y profesionales a través de una divertida campaña para la que contamos con tres prescriptores de lujo: la actriz Rossy de Palma, el cocinero Diego Guerrero y el periodista gastronómico Mikel Iturriaga. Una campaña que está logrando una gran notoriedad.

• Continuando con la promoción ¿Qué presupuesto destinarán en los próximos años y a qué mercados se dirigirán prioritariamente?

Además de en España, vamos a concentrar nuestros esfuerzos en Estados Unidos este año. Como le he explicado, es nuestro tercer cliente, pero sobre todo tiene un altísimo potencial de crecimiento, por la situación del mercado y el poder adquisitivo de su población. Además es el mercado que marca tendencias y modas en todo el mundo. Eso no significa que abandonemos otros mercados. Tenemos más de 21 perfiles en redes sociales con seguidores de todo el mundo, a través de los que seguimos trabajando en información y promoción en los distintos mercados.

• En materia de I+D ¿cuáles son las principales líneas de trabajo que se están desarrollando?

En este campo estamos tenemos tres bloques principales de trabajo. El primer bloque es en el campo de la agronomía. Impulsamos investigaciones en la lucha contra enfermedades del olivo como la verticilosis. Pero también apoyamos el desarrollo de equipos que permitan mecanizar el cultivo, particularmente los sistemas tradicional e intensivo, para hacerlos más eficientes y competitivos. El segundo bloque es el destinado a la mejora y caracterización del producto. La última línea que impulsamos es la referida a la salud. La Interprofesional está apoyando las investigaciones que la Universidad Autónoma de Barcelona está realizando sobre los efectos beneficiosos del consumo del aceite de oliva virgen extra sobre las pacientes de cáncer de mama. Asimismo, hemos colaborado con un equipo de la Universidad Carlos III de Madrid que ha investigado los beneficios del consumo de nuestros aceites para reducir la incidencia de la diabetes gestacional.  

Recomienda este articulo     
   .sponsor:
   Aviso Legal :: Contacto © gotobyte 2006