Síguenos en:

LOS CONSUMIDORES ESPAÑOLES GASTARÁN 601 EUROS ESTAS NAVIDADES

Los consumidores españoles vuelven a mirar con cierto optimismo la situación económica nacional, y la confianza en la recuperación tiene su reflejo en cómo afrontan las fiestas navideñas. El aumento en el gasto destinado a regalos, alimentación, viajes y ocio, el incremento de las compras online o la consolidación del mes de noviembre como alternativa a las compras son algunos de los datos que arroja el Estudio de “Consumo Navideño 2018” elaborado por Deloitte.

Estas Navidades cada hogar español gastará 601 euros de media, lo que nos convierte en el segundo país europeo con mayor intención de gasto, solo superado por Reino Unido. El presupuesto se repartirá, por orden de gasto, entre regalos (241 euros), comida (173 euros), viajes (105 euros) y ocio (82 euros). En este sentido, el presupuesto destinado al ocio es el que más se incrementa en 2018, seguido por el destinado a alimentación.

Los consumidores españoles se muestran más optimistas que sus vecinos europeos, especialmente respecto al futuro. Así, un 73.7% de los españoles considera que la situación económica del país es estable o ha mejorado durante 2018. Esto nos convierte en unos de los países más optimistas de Europa, situándonos 7puntos por encima de la media, aunque se aprecia un ligero desencanto macroeconómico de 5 puntos porcentuales con respecto a los datos del año pasado.

Como en años anteriores, el mes estrella para comprar los regalos de Navidad es la primera quincena de diciembre. Sin embargo, los españoles somos cada vez más previsores: gana peso el mes noviembre y lo pierde la tercera semana de diciembre. El 11,3% de los encuestados realizará la mayoría de sus compras de regalos en el Black Friday, frente al 8,7% que lo hicieron el año anterior.

Las tarjetas de débito se consolidan como el método de pago preferido por los consumidores españoles para todas sus transacciones, tanto en tiendas físicas como online.  Por su parte, los monederos digitales, que el año pasado lideraban el ranking de métodos de pago online, siguen sin afianzarse como sistema de pago a pesar de su incremento porcentual de cinco puntos en intención de uso.

Por primera vez en las últimas 7 ediciones de este estudio, el dinero no ocupa el primer puesto en la lista de regalos preferidos, descendiendo hasta el segundo en favor de las prendas de ropa y calzado. La única novedad en la lista de más deseados la protagonizan los tratamientos relacionados con la salud y el bienestar, que acceden al décimo puesto, provocando la salida de las tablets en la lista de preferencias.

Los juguetes educativos y los videojuegos siguen siendo las opciones preferidas por los padres para niños y adolescentes, respectivamente. Los juegos de experimentación hacen su entrada en las preferencias como regalo para los más pequeños entre los compradores españoles, con los juegos de construcción consolidándose en la segunda posición. La ropa deportiva es el artículo que mayor crecimiento experimenta cuando hablamos de adolescentes, seguido de los smartphones y los juegos educativos. Chocolates y tablets descienden a los últimos puestos de la lista.

Las compras por Internet experimentan un ligero descenso con respecto al año pasado, pero se incrementan las transacciones a través de aplicaciones móviles, especialmente en el caso de artículos de ocio, belleza y libros.

Por su parte, las tiendas físicas siguen siendo el canal por excelencia para la compra de alimentación, moda y artículos deportivos, si bien los consumidores españoles siguen prefiriendo repartir sus compras entre diferentes superficies comerciales. En este sentido, prefieren los grandes almacenes para la compra de moda y belleza; las cadenas especializadas para tecnología, juguetes y deporte; y los supermercados e hipermercados para la compra de comida y bebidas.

La posibilidad de recibir asesoramiento personalizado sigue siendo el principal motivo para realizar las compras en tiendas físicas. Sin embargo, la experiencia de compra se cuela por primera vez entre las razones esgrimidas por los consumidores, dando una idea de la mejora de los retailers en esta área.

Por su parte, la entrega a domicilio y la amplitud del surtido son las razones que más peso ganan este año a la hora de realizar la compra online, desterrando de entre las prioridades la de buscar un precio ajustado.

Por último cabe destacar que las redes sociales pierden su capacidad de influencia sobre los consumidores, pasando de un 18% en 2017 a algo menos del 3% en 2018, consecuencia en gran parte de que las propias tiendas online ya incorporan los rating y opiniones de otros consumidores.

Recomienda este articulo     
   .sponsor:
   Aviso Legal :: Contacto © gotobyte 2006