Síguenos en:

TRIBUNA DE OPINIÓN dunnhumby: El sector retail mejora su nota este año

El sector retail mejora su nota este año: evolución de las estrategias y tecnología al servicio del consumidor

 

Por Laura Guerra, Managing Director en dunnhumby

 

Los comienzos de año son un buen momento para hacer balance de lo acontecido y reflexionar acerca de cómo continuar creciendo. Creo que para el sector retail en concreto, el 2018 ha estado marcado por fuertes cambios. Unos cambios que, más allá de concretarse en avances plausibles, atienden a una reveladora transformación en la mentalidad de las compañías, que ya comienza a hacerse visible. Así, aunque queda mucho camino por delante, las compañías han empezado a entender que servir al consumidor es la clave última del negocio y que, para hacerlo de forma excelente, la modernización tecnológica es esencial.

Amazon continúa creciendo y el gigante tecnológico ejerce una presión brutal en los líderes del sector retail, que tratan de adaptarse a un contexto dominado por la digitalización y la inmediatez. A este panorama se suma además la desaceleración económica. Las grandes empresas de distribución se han percatado de que tienen que adaptarse a la nueva era tecnológica para sobrevivir en un panorama caracterizado por estas fuertes presiones, y hacerlo rápido. Un salto a la digitalización en el que Lidl y Mercadona, entre otros, han hecho un trabajo ejemplar durante 2018.

Es precisamente la propia digitalización la que ha llevado, por otro lado, a los clientes a tornarse cada vez más exigentes y buscar, ante todo, la conveniencia en el servicio, entendida como calidad, facilidad, accesibilidad, sin olvidar el ingrediente clave: una experiencia agradable y completa. En esta línea, nuestro estudio Price Percepción confirmaba recientemente que estos son algunos de los factores que más valoran los consumidores a la hora de elegir a su retailer de preferencia.

En este contexto, las compañías comienzan a percatarse de que servir al consumidor de forma excelente es la clave y de que, para hacerlo, han de apostar por la inversión en tecnología como una de sus prioridades en el año que acaba de arrancar. Me gustaría recalcar, en este sentido, que otro de los cambios más relevantes que he podido apreciar en los últimos meses es una marcada tendencia hacia la centralización. Y es que, en su búsqueda de la eficiencia, los retailers están optando por centralizar sus operaciones fuera de España, un hecho que afecta entre otras muchas cosas, a la inversión en tecnología, tan fundamental para alcanzar la modernización que el sector precisa.

La búsqueda de eficiencias más coherentes a través de las diferentes geografías está suponiendo una apuesta de las empresas de distribución por soluciones estandarizadas para los diferentes países, una opción que tiene ventajas, pero también muchos inconvenientes al quedar diluida la necesidad concreta de cada uno de ellos e impedir la apuesta por soluciones más personalizadas y acordes a sus particularidades. Y es que la personalización no es solo una tendencia que afecte a cómo abordamos al consumidor; de igual forma, las compañías han de analizar su situación única y diferente a la de cualquier otra, para acertar a la hora de invertir en el tipo de solución que realmente elevará sus estrategias a un nuevo nivel.

Otra tendencia durante el año 2018 y que creo que seguirá es el crecimiento de la marca de distribuidor frente a la marca de fabricante; así, en España crece la cuota de mercado de ventas de los primeros. Creo que retailers como Mercadona están haciendo un gran trabajo a la hora de evolucionar sus marcas hacia unas que fidelizan, gracias a productos que responden cada vez mejor a las preferencias del consumidor, esfuerzos en innovación, y a una buena relación calidad precio.

Si observamos la evolución de los retailers a nivel individual en los últimos meses, destacaría desde la incertidumbre financiera alrededor de compañías como Dia, hasta la apuesta de Mercadona por su inicio de operaciones en Portugal, que nos mantendrán a todos expectantes.

En definitiva, aunque aún queda un largo camino por recorrer, los retailers, motivados por las diferentes presiones anteriormente mencionadas, evolucionan hacia unas estrategias adaptadas al panorama digital actual. Espero que este año seamos testigos de cómo este cambio de mentalidad asienta sus bases para conducir al sector retail a la modernización definitiva.  

Recomienda este articulo     
   .sponsor:
   Aviso Legal :: Contacto © gotobyte 2006