Síguenos en:

Grupo Matarromera saca al mercado aguardientes de baja graduación: sólo 17º para el de hierbas y 28º para el blanco

Destilerias del Duero amplía su gama de espirituosos con la salida al mercado de Aguardiente de Orujo de Uvas Hererdad de Aldor y Licor de Aguardiente de Hierbas Heredad de Aldor. El licor de baja graduación es obtenido siguiendo las mismas pautas de elaboración que los aguardientes tradicionales Esdor, de esta forma consiguen la misma calidad de aguardiente conservando todas sus propiedades a la vez que alcanza de una graduación alcohólica más sutil. 

El Aguardiente de Orujo de Uvas Heredad de Aldor ha sido objeto de un riguroso proceso de investigación organoléptico que conserva los efectos de una técnica de la destilación tradicional en su estado puro, dejando constancia de las controladas y cuidadas fases de destilación. Las materias primas de destacada calidad, uva de la Ribera del Duero, es condensada en alambiques de cobre dando así una gran riqueza cromática en un aguardiente limpio y brillante. En boca destacan la uva pasificada y las notas de frutas rojas y frutos secos especiados. Retrogusto largo de miel y sabores de frutas confitadas. 

Una destilación esmerada que produce el licor de Aguardiente de Hierbas HEREDAD DE ALDOR, se elabora por maceración directa de más de 20 tipos distintos de hierbas, semillas y especias aromáticas naturales, efectuando distintas maceraciones en función de las partes de las plantas seleccionadas. De color amarillo tostado, transparente y brillante, destacan en nariz las notas de hierbas y flores frescas de primavera. En boca se desdoblan los sabores, teniendo un primer impacto de hierbas frescas, seguido de una gran complejidad de semillas aromáticas. Tiene un retrogusto de especias y balsámicos largo y potente.

Destilerías del Duero es la única destilería instalada en la Ribera que además de los aguardientes de baja graduación Heredad de Aldor, también produce aguardientes y brandis Esdor, todos ellos elaborados exclusivamente con orujos de la D.O. Ribera del Duero. De esta forma se garantiza una materia prima madura con cuerpo potente y aromático procesada rigurosamente bajo una sola destilación en la cuál no pierde sus cualidades.

La preparación de orujos y licores fueron iniciadas por los monjes cistercienses del Monasterio de Valbuena en San Bernardo donde hoy se continúa con su tradición milenaria en Destilerías del Duero. La elaboración de los aguardientes de baja graduación de Heredad de Aldor se ha transformado en todo un arte que se consigue controlando los ritmos de destilado junto con la experiencia dando cabida a la evaporación de escogidos componentes de la materia mientras se evita la evaporación de sustancias volátiles que son las causantes de los aromas, bouquet y gusto.

Recomienda este articulo     
   .noticias del mismo dia:
   .sponsor:
   Aviso Legal :: Contacto © gotobyte 2006