Síguenos en:

Detectar los puntos de fuga, gestionar el inventario y controlar el entorno digital, medidas para evitar la pérdida desconocida en rebajas

Las épocas de gran afluencia en el comercio minorista, como las Navidades o los periodos de rebajas, concentran gran parte de las ventas, pero también de los hurtos que se producen a lo largo del año. La denominada como pérdida desconocida, diferencia entre los ingresos previstos y los reales producida por hurtos (externos e internos) y errores de gestión, alcanzó en España los 1.800 millones de euros, según el último informe La pérdida en la Gran Distribución Comercial 2017, de AECOC y EY. Esta cifra supone un 0,82% de la facturación total de las empresas minoristas.

Múltiples estudios coinciden en señalar a la ropa, los complementos, el calzado y las joyas como los productos quepresentan los mayores índices de pérdida: Por establecimientos, los supermercados y las tiendas especializadas son los más afectados. Sin embargo, cada vez es más común que el fraude se traslade al entorno digital, especialmente a través de los medios de pago, donde es más complicado descubrir los hurtos y localizar a los responsables.

Ante este panorama, las empresas de distribución tratan de diseñar estrategias y encontrar nuevas soluciones para evitar los graves perjuicios que provoca la pérdida desconocida. Prodware, multinacional experta en consultoría e implantación de soluciones empresariales para el sector retail, propone una serie de medidas para prevenir los hurtos durante el periodo de rebajas:

Detección de los puntos de fuga: El primer paso es saber con exactitud dónde se producen la pérdida desconocida. Según AECOC, el hurto externo está a la cabeza (59% del total), seguido del interno (22%) y de los errores de gestión (19%). Averiguar el origen de los comportamientos delictivos y los fallos permite actuar en el foco del problema para evitar que se produzca y mejorar la prevención.

Gestión inteligente del inventario: Controlar en todo momento las existencias es otra medida esencial.Integrar los diferentes sistemas informáticos (TPV, cajas de cobro, ERP, etc.)en una misma plataforma, utilizar tecnologías de identificación, como la RFID, y estrategias de análisis y cruce de datos permite obtener una visibilidad total de la mercancía a lo largo de la cadena de suministro.

Control del entorno digital: A medida que se incrementa el consumo en el comercio electrónico (la facturación en el segundo trimestre de 2017 ascendió a 7.338,1 millones de euros, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.) aumentan los fraudes en las pasarelas de pago.Por eso es indispensable reforzar los sistemas de seguridad informática para detectar posibles amenazas y poner en marcha las medidas preventivas necesarias.

Las tres medidas se basan en la recogida de los datos generados a lo largo detoda la cadena de suministro –desde los almacenes, al transporte y al punto de venta– y su tratamiento mediante técnicas de inteligencia artificial. Estas estrategias demuestran su efectividad a la hora de analizar transacciones, detectar patrones de comportamiento extraños y seguir el movimiento de productos y efectivo, pasos clave para terminar con la pérdida desconocida. 

Recomienda este articulo     
   .noticias del mismo dia:
   .sponsor:
   Aviso Legal :: Contacto © gotobyte 2006