Síguenos en:

La IGP Vaca y Buey de Galicia certifica las primeras canales de carne

La  IGP Vaca y Buey de Galicia, que echó a andar el pasado mes de julio con las primeras inscripciones de explotaciones ganaderas y reses, inicia hoy la certificación y etiquetado de las primeras canales que van a saliral mercadobajo el amparo de esta Denominación. La realización de los primeros marcajes tuvo lugar en varias industrias  cárnicas gallegas, concretamente en Frigoríficos Bandeira (Silleda -Pontevedra),  Novafrigsa (Lugo) y  Suministros Medina (Betanzos -A Coruña), a las que, progresivamente, se irán sumando más en las próximas fechas.

Esta primera jornada de certificación tiene un gran significado para el sector de vacuno de carne gallego, ya que representa el comienzo de la actividad de la Indicación Geográfica Protegida Vaca y Buey de Galicia en su faceta industrial y seguidamente comercial, para poner en el comprado esta carne de calidad reconocida bajo el amparo de la nueva  IGP.

En este primero día se certificaron y  se etiquetaron en total 14 canales. La conselleira del Medio Rural de la Xunta de Galicia, Ángeles Vázquez  Mejuto, acompañada del presidente y miembros del Consejo Regulador, el jefe territorial de Medio Rural en la provincia de Pontevedra, Antonio Crespo,el alcalde de Silleda, Manuel Cuiña, miembros de la Corporación Municipal y representantes del sector, fueron testigos de estos primeros marcajes en la industria  cárnica Frigoríficos Bandeira, situada en Silleda.

En la actualidad, la Indicación Geográfica Protegida Vaca y Buey de Galicia ya cuenta con 186 explotaciones ganaderas y 19 industrias  cárnicas inscritas.  Asimismo, hay 3.707 animales registrados, de los cuales 3.648 son vacas y 59 bueyes. Esta Denominación, junto con la  IGP  Ternera  Gallega, están integradas en un órgano de dirección y gestión común que esel Consejo Regulador de las  IGPs de Carne de Vacuno de Galicia.

Para el presidente del Consejo Regulador, Jesús González Vázquez, estas cifras "se pueden considerar satisfactorias para ser los primeros meses de trabajo y puesta en marcha de esta nueva Denominación de calidad.  Asimismo, también son unas cifras que nosotros permiten ser optimistas a medio plazo por la potencialidad que tiene el sector, hasta poder llegar a superar las 25.000 canales y comercializar alrededor de 10.000 toneladas de carne de vaca y de buey debidamente certificadas".

Segundo incidió Jesús González, "la potencialidad y el interés que está despertando la  IGP Vaca y Buey de Galicia, junto con el volumen que mueve la  IGP  Ternera  Gallega, nos permiten hablar sin duda de la buena salud de la que disfruta el sector de vacuno de carne de Galicia, un sector que viene apostando por una producción de calidad, respetuosa con la tradición y el medio rural, que cumple las condiciones de  trazabilidad y que llega al mercado etiquetada y con garantías de su origen, bajo dos marcas reconocidas:  Ternera  Gallega, ya consolidada; y ahora también Vaca y Buey de Galicia, con mucho recorrido por delante".

La finalidad de la nueva  IGP es proteger y poner en valor a carne en fresco procedente de las vacas y de los bueyes que se producen en Galicia, principalmente aquellas piezas más significativas de la canal ( chuletero, solomillo,  croca, contra,  babilla, tapa...); y también potenciar el consumo de las demás partes de la canal y su uso para obtener productos elaborados de prestigio. En resumen, se pretende generar un mayor valor añadido que repercuta en el conjunto del sector de vacuno de carne y del medio rural en general.

La  IGP Vaca y Buey de Galicia abarca la totalidad del territorio gallego. Los animales deben nacer, criarse, engordarse, sacrificarse y despiezarseen Galicia, con el objetivo de preservar su especificidad y controlar las condiciones de obtención del producto.

El producto tiene que cumplir el programa de control fijado por el Consejo Regulador para que pueda ser  etiquetado y comercializado con el logo identificativo de la  IGP. Además, para favorecer y mejorar su comercialización, es posible establecer acuerdos de colaboración entre el Consejo Regulador y las  carnicerías ycadenas comerciales interesadas.

Bajo la  IGP existen dos categorías comerciales. Con la categoría Vaca Gallega se va a comercializar la carne procedente de aquellas hembras que habían tenido por lo menos una gestación antes de su sacrificio, mientras quecon la categoría Buey Gallego se comercializará la carne procedente de aquellos machos  castrados antes del año de vida y que superen los 48 meses de edad al sacrificio. La existencia de estas dos categorías comerciales, diferenciando claramente en su etiquetado a carne de buey y de vaca, tiene como objeto  aportar transparencia en el mercadoy evitar el engaño o la confusión de los consumidores.

Recomienda este articulo     
   .noticias del mismo dia:
   .sponsor:
   Aviso Legal :: Contacto © gotobyte 2006