Síguenos en:

Lidl dejará de vender artículos de plástico de un solo uso en 2019

Lidl da un paso más en su estrategia contra el plástico y anuncia el compromiso para 2019 de eliminar de su surtido los artículos de plástico de un solo uso de todas sus tiendas de España. En particular, la medida se refiere a las pajitas para beber, bastoncillos de algodón y vasos, cubiertos y platos de plástico de un solo uso.

Esta medida se toma apenas un mes después de iniciar la retirada de las bolsas de compra de plástico en todas sus tiendas de España (medida que será efectiva al 100% antes de fin de año) y se enmarca en el ambicioso programa de reducción de plásticos de la compañía, que prevé hasta 2025 una disminución del 20% del volumen de plástico que la cadena pone en circulación.

Lidl mantendrá a la venta estos artículos hasta que se agoten los stocks e irá introduciendo progresivamente alternativas fabricadas con materiales más sostenibles y reciclables que ya se están desarrollando conjuntamente con sus proveedores. De este modo los clientes de Lidl podrán seguir adquiriendo estos productos en todo momento en su establecimiento habitual.

En un siguiente paso la medida también afectará a los cubiertos que incluyen los platos preparados. “Nuestra estrategia de reducción de plásticos se basa en evitar, reducir y reutilizar. Con la eliminación de estos artículos de plástico de un solo uso seguimos reduciendo el plástico que ponemos en circulación y el impacto medioambiental de nuestra actividad” comenta Miguel Paradela, Director General de Compras en Lidl España.

Esta medida se enmarca dentro de una estrategia global de Lidl para reducir el consumo de plástico. Para ello, la empresa se ha comprometido a reducir el uso del plástico al menos un 20% hasta 2025 y a que todos los envases de plástico de sus productos de marca propia sean 100% reciclables antes de esa misma fecha. Con esta decisión Lidl se adelantará, al menos en 5 años, al objetivo de la Unión Europea, que trabaja en una normativa para 2030.

El primer hito en este sentido fue el compromiso de eliminar las bolsas de plástico de todas sus tiendas en España hasta finales de este año. Esto es ya una realidad en sus tiendas de Baleares, Madrid y Barcelona, donde los clientes ya no pueden adquirir bolsas de plástico para llevarse la compra. El objetivo de esta medida es fomentar la reutilización y animar a los clientes a que traigan su propia bolsa de casa. En caso de no ser así, Lidl les ofrece la posibilidad de adquirir una de rafia o de papel. Con esta medida la cadena sacará de la circulación más de 100 millones de bolsas cada año en España, ahorrando al medio ambiente más de 1.300 toneladas de plástico.

Recomienda este articulo     
   .noticias del mismo dia:
   .sponsor:
   Aviso Legal :: Contacto © gotobyte 2006