Síguenos en:

DÍA DE LOS DERECHOS DEL CONSUMIDOR: EL SUPERMERCADO RESPONDE A LAS DEMANDAS DE UNA SOCIEDAD EN EVOLUCIÓN

El 15 de marzo se celebra el Día Mundial de los Derechos del Consumidor y ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, ha estudiado para esta ocasión el perfil del consumidor que configura los nuevos hábitos de consumo en alimentación.

Los tres principales parámetros que influyen en los hábitos de consumo tienen que ver con la demografía, la urbanización y la digitalización. En lo que respecta a la evolución demográfica, destaca el aumento de la esperanza de vida y el consiguiente incremento de las personas mayores, así como el mayor número de hogares con un solo miembro y unidades familiares pequeñas.

El supermercado de proximidad responde a la demanda de cercanía, de productos adaptados, de precios competitivos y de servicio –como atención telefónica- que necesita el grupo social, cada vez más numeroso, formado por los mayores de 64 años. De hecho, según datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), en 2016 se contabilizan 116 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16.

En paralelo, el número de hogares de una única persona alcanzará el 28,6 por ciento en 2031 y de dos el 32,1 por ciento. De este modo, el grupo de los singles y unidades familiares pequeñas también demanda una alimentación sana, fácil de preparar y consumir, de volumen y tamaño más reducido, a buen precio y con características como un packaging sostenible y adaptado a las cantidades que realmente consume. La conciencia de rechazo al desperdicio alimentario cobra también fuerza.

La vida urbana (el 80% de los españoles vive en ciudades de más 10.000 habitantes) implica, por su parte, la creación de nuevas tiendas de proximidad a las que acceder sin necesidad de vehículo privado, el incremento del e-commerce y una oferta adaptada a una población con poco tiempo para cocinar –que empuja al crecimiento de productos de 4ª y 5ª gama- y con un gran interés por productos saludables.

Por último, el nuevo consumidor se define por estar altamente digitalizado. Tiene a su disposición una gran cantidad de información y este hecho supone un incentivo para incrementar los niveles de competencia y eficiencia en la cadena alimentaria. El consumidor digital demanda nuevos servicios relacionados con el comercio electrónico pero también se interesa en cuestiones como la información nutricional de los alimentos o la sostenibilidad medio ambiental y busca diferentes canales de contacto con el supermercado en los que obtener esta información.

El modelo de distribución en España, cuyo pilar es el supermercado de proximidad, responde a las características y demandas del consumidor actual y lo hace asegurando su derecho a una oferta completa y equilibrada de productos de alimentación e higiene con los mayores estándares de calidad, seguridad alimentaria y precios muy competitivos -6 puntos por debajo de la media europea, según el Barómetro de Eurostat-. Las empresas de ASEDAS cuentan con más de 18.500 puntos de venta en toda España, lo que permite tener a pocos metros de la vivienda o el trabajo un establecimiento para poder hacer la compra con un surtido amplio, más de 8.000 productos diferentes de media.

“Este acceso a la alimentación que permiten los supermercados españoles gracias a la proximidad, es posible gracias al alto nivel de eficiencia del modelo. Una red logística eficiente que permite reducir las distancias entre el campo y la mesa es una de las claves de su éxito; ésta posibilita llevar muy cerca del consumidor productos de máxima calidad en un tiempo récord”, dijo Ignacio García Magarzo, director general de ASEDAS.



Ver mas articulos de "En Portada" Recomienda este articulo     
   .sponsor:
   Aviso Legal :: Contacto © gotobyte 2006