Síguenos en:

LAS NUEVAS TENDENCIAS DEL CONSUMIDOR DE ALIMENTOS FRESCOS EN EUROPA

Mercabarna presenta las conclusiones del estudio encargado a la consultora Kantar Worldpannel sobre 'Las claves para adaptar los mercados a las demandas del nuevo consumidor de alimentos frescos en Europa (con especial referencia a España, Francia, Gran Bretaña y Alemania), los Estados Unidos y Asia.

Las tendencias previstas desde la actualidad hasta 2030 desde un punto de vista de consumo de productos frescos se centran en 8 puntos:

Más gente en el mundo

Desde la actualidad y hasta el 2030, el crecimiento poblacional será elevado en todos los continentes a excepción de Europa, donde incluso decrecerá un 1,1%. Esta situación obligará a las empresas alimentarias a ofrecer productos con más valor o a internacionalizarse y adaptar su oferta para poder exportar los continentes con más crecimiento poblacional (Asia, África y Oceanía).

Más mayores

El envejecimiento de la población es una tendencia global. Este hecho se producirá especialmente en Europa y en Estados Unidos donde, en 10 años, el 30% y el 25%, respectivamente, serán personas mayores de 60 años.

El consumidor de los próximos años mostrará preocupación por los hábitos saludables con lo que incrementará el consumo del producto fresco. La compra se realizará de forma más frecuente y el volumen será menor por la dificultad de transportar carga de las personas mayores. Este consumidor de producto fresco, al tener más experiencia, será exigente con la calidad y valorará mucho el trato personalizado, lo que le llevará a ser más consumidor del canal especialista que los canales más organizados.

Más ricos

A medida que aumenta la renta familiar, el gasto en alimentación decrece y se incrementa el gasto en el sector HORECA (hostelería, restauración y colectividades), así como el consumo de alimentos fáciles de comprar y cocinar (productos de conveniencia).

Con menos tiempo

El tiempo dedicado a comprar y cocinar se reducirá con lo cual el consumidor demandará producto fresco empaquetado y de consumo fácil.

Más tecnológicos

Los consumidores estarán conectados a la red a través de dispositivos tecnológicos (PC, tablet o móvil) y, por tanto, también más informados que nunca. El comercio electrónico es el único canal que ha crecido en ventas de 2014 a 2016, respecto a hipermercados y supermercados,  que han disminuido su comercialización, y a los canales tradicionales, discounters y convenience, que se han mantenido.

Para el 2025 la cuota de mercado de la cesta de la compra del comercio electrónico será del 10% y continuará incrementándose, por la falta creciente de tiempo de los consumidores y la comodidad que supone la entrega a domicilio.

Más saludable

Con la tendencia social a cuidar la salud y la apariencia física, de 2015 2017 se ha producido un incremento del consumo de frutas y hortalizas (+1,2 puntos) y de pescado y marisco (aunque sólo representa el 10,8% del gasto de productos frescos). La carne ha visto disminuido su consumo. Todo apunta a que esta tendencia se mantendrá en los próximos años debido al envejecimiento de la población y el creciente interés por las proteínas vegetales en detrimento de las animales.

Otra forma de buscar salud será a través de los productos ecológicos, alimentos por los que el consumidor estará cada vez más dispuesto a pagar un precio más elevado por su componente de sostenibilidad con el medio ambiente.

Local

La tendencia de los consumidores a comprar productos de proximidad se incrementa también año tras año. En España, el 69% de la población prefiere productos producidos en este país; en Francia, este porcentaje llega al 83% y en Estados Unidos, el consumo de productos locales se ha multiplicado por dos en los últimos 3 años.



Ver mas articulos de "En Portada" Recomienda este articulo     
   .sponsor:
   Aviso Legal :: Contacto © gotobyte 2006